jueves, 5 de junio de 2014

Del ayer al mañana; Pilar Población del Castillo

Retornamos a nuestro campo, campo bravo de Salamanca. Primavera árida, ni recientes lluvias han evitado que las cebadas espiguen antes de lo previsto.

En el término municipal de Fresno Alhándiga, pasta simiente “graciliana”, Santa Coloma ibarreño de entipada morfología; Pilar Población del Castillo.


A la puerta de “Los Barracones” nos citamos con el ganadero don Julio Pérez-Tabernero Población, y con él, arribamos a la dehesa brava.

Ganadería mentada en algunos de nuestros anteriores reportajes, recuerden; Alipio Pérez Tabernero Martín cimentaría un nuevo proyecto ganadero sobre esta procedencia si se diera el caso, y nuestros amigos ganaderos de “Galleguillos” retomaron de esta casa el nombre actual de “Hoyo de la Gitana”.

Tocaba investigar en las entrañas de la misma, no sin antes enaltecer la amabilidad, simpatía y dedicación que don Julio Pérez-Tabernero Población nos dispensó durante la jornada.
Por tanto, procedencia Graciliano Pérez-Tabernero - Alipio Pérez-Tabernero, por aquí también pasó el ya famoso “Fuentecillo”, semental que dejara goterón de Buendía sobre esta rama ibarreña tan característica de Salamanca.


Comenzamos adentrándonos en el cercado de los añojos y erales, miradas desafiantes de verdadero patibulario a pesar de su corta edad, hacen pensarnos dos veces pisar sus terrenos. Tremendo cuajo y trapío el de algunos de los erales. Expectantes aguantaron y aguardaron quedar retratados.





La vacada, de 110 madres, se divide en tres lotes de los cuales pudimos contemplar uno de ellos, de 46 progenitoras, y comandado por “Cubano”, semental número 24 de bonita estampa. Curiosamente, este “Cubano” transmite pelo blanco en abundancia a los recentales, llegando a dar incluso, algún producto en berrendo. 



Esta característica nos trae a la memoria a aquel “Chamusquino” del Conde de Santa Coloma que propició la aparición de pelo berrendo en el encaste Vega-Villar. Muchos quizá atribuyan este pelaje a las vacas madre de Veragua con las que se fundó el mencionado encaste, sin embargo, sería este semental el encargado de transmitirlo.

De Santa Coloma a Santa Coloma, cuando vean un ejemplar de Pilar Población con pelo blanco en abundancia, sepan que este “Cubano”-24 lo engendró. En uno de los cercados adyacentes, “Hormiguero” padrea sobre otro harén de vacas.

Comportamiento muy distinto el de las hembras, en un amplio cercado de querencias muy marcadas, no paraban quietas. Patente belleza la que encerraba su fenotipo, finas de cabos, algunas de imponente arboladura, otras de más cómoda corona. Pelo negro mulato, bragado, meano, entrepelado…


Hablamos con el ganadero, acerca de la consanguinidad, necesaria hasta cierto límite para fijar caracteres, pero a partir del cual no debe uno pasarse si no quiere echar por tierra la divisa. –“Paquino” de la ganadería Valdellán, ha estado aquí cubriendo durante una temporada. Es una ganadería a la cual he podido recurrir para abrir líneas, dada su procedencia de características similares a la mía”.

Parada obligada es la coqueta plaza y anexos, en la cual, el escudo rayado de Alipio Pérez-Tabernero y la “F” inscrita en el hexágono, hierro titular de esta ganadería, serán testigos mudos de tientas y vivencias desde tiempo inmemorial. Amplio ruedo, aquí la res brava, más brava, si cabe, debiera ser.


Pequeño museo al coso acompaña en la soledad del campo, lleno de detalles, trofeos y retratos, donde los hijos de don Julio Pérez-Tabernero apuntan buenas maneras delante de la cara del toro… toreros.



Terminaríamos finalmente en el cercado de los machos; 21 novillos utreros para recrearse ante ellos. Imponentes hechuras, algunos de ellos, ya rematados, son verdaderas golosinas para el objetivo. Sin duda, de aquí saldrá una bonita novillada, pareja y bien presentada.




El número 22, bajo, completamente lleno; el 23, igualmente rematado, bragado, meano y girón. Ambos de cómodas cornamentas, y muy en tipo de la casa. Un número 33 de sienes estrechas clama al cielo con sus puntas, también desafiante.







¿Familias? –“Mirasuelos” y “Torrealtas”, siempre han dado muy buenos resultados en esta casa”. Nos explica el ganadero.



Hora de partir.


En una última conversación, sale a la palestra la ingente decadencia en la que está cayendo la lidia actual…  en la suerte de varas nos detenemos.

-“Se hizo un estudio post mortem de todos y cada uno de los puyazos en la plaza de Las Ventas de Madrid: colocación y profundidad del mismo. Los resultados fueron desoladores, el número de puyazos en el morrillo eran mínimos”.

-“La morfología del toro de lidia permite herir muscularmente sólo en esta zona, pues en ella no se produce daño óseo. ¿Qué ocurre con los puyazos traseros? Dejas al toro prácticamente inválido para la lidia, en el momento en el que causas dolencia en la columna vertebral del animal”.


¿Premeditación o desconocimiento? Cada uno podrá sacar propias conclusiones. La verdad en la tauromaquia parece haber quedado olvidada en instantáneas en blanco y negro, al igual que dar cabida en ferias a divisas como la que hoy les presentamos. Alquimia perfecta, de fiera simiente, donde el toro aguarda en el campo un incierto futuro. Será labor de aficionados, no en tanto de espectadores; esperanzador puente del ayer al mañana.


Jorge Rodríguez Rodríguez